enero 29, 2012

Tu lengua alineándome

No es más que una pequeña hendidura longitudinal. El acceso a ese vacío que jamás compartimos. La fragilidad. Aunque sepamos que la vida sería mucho más hermosa si abriésemos el cuerpo. Pero la oquedad acecha y la insana cavidad se dilata. Los vendajes se amontonan y presta, acude esa aséptica luz nívea que lo envuelve todo. Sigo oculta. A salvo entre tanta carne estéril recubriendo el alma. El aire se mueve apocado y a penas puedo respirar. Afuera, emergen las inmóviles ramas de un árbol y, por un instante, imagino las olas del mar rompiendo a través de la ventana y con ellas, una ligera brisa entrando en embestida en el habitáculo. El mar como una cuerda extendida y horizontal dispuesta a ahorcar el desorden y además, la posibilidad de sumergir nuestros pies bajo el agua. Cristalina. Pronto, el peso del sol vuelve a caer sobre la casa y los rayos más intensos se posan sobre una de las esquinas del salón ideando una brillante estela ambarina. El murmullo de las olas desaparece bruscamente y la tarde se vuelve sorda. Sólo un pájaro sobre el árbol. Mirándonos. En una de sus patas, tiene atado un fino y extenso cordón azafranado. A mis ojos. A los pies que aún se mueven en la orilla. A la punta de tu lengua. Tienes razón. Quizás el único talento que poseo es retratar mi vida interior.
Safe Creative #1201290991125





5 comentarios:

  1. Hola querida Yurena.
    Seguiré adorando siempre como te desenvuelves con una prosa limpia como un sueño, y tan pura, como el agua cristalina o como ese aire que una vez respiramos en una montaña hoy ya casi inexistente, en un mundo diferente y que se diluye en nuestros pensamientos hasta resumirse en un único pájaro sobre un débil árbol; la última resistencia de vida interior que nos quedará en un mundo que nos roba el espacio vital a diario.
    Hoy, ahora, escribo una novela sobre hechos que sucedieron hace siglos, y trato de hilvanar e inventar su desarrollo.
    En eso estoy, no mehe ido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra tu vuelta. Hay tantas cosas que ocultamos, que no compartimos. Que en este mundo de las letras toman forma y vida las hendiduras por las que el vacio se derrama entre lineas y nos muestra mas cercanos.bss.

    ResponderEliminar
  3. Fantástico Yurena. Sobre todo esa frase final que es soberbia.
    Precioso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Definitivamente la vida es más hermosa cuando dejamos de ocultarnos; aunque hay ciertas cosas que es mejor mantener bajo cubierta.

    Si ese es tu único talento, es uno de los grandes, de los más valiosos; por tanto no lo escondas, ni lo entierres; deja que sea esa habilidad tuya la que retrate aquello a lo que de ninguna otra manera es posible acceder. Tu vida interior.

    Me encanta el blog, la imagen que has elegido, el texto.
    Empieza muy bien.
    Un gran gusto leerte de nuevo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Definitivamente la vida es más hermosa cuando dejamos de ocultarnos; aunque hay ciertas cosas que es mejor mantener bajo cubierta.

    Si ese es tu único talento, es uno de los grandes, de los más valiosos; por tanto no lo escondas, ni lo entierres; deja que sea esa habilidad tuya la que retrate aquello a lo que de ninguna otra manera es posible acceder: tu vida interior.

    Me encanta el blog, la imagen que has elegido, el texto.
    Empiezas muy bien.
    Un gran gusto leerte de nuevo.
    Saludos.

    ResponderEliminar